viernes, 9 de febrero de 2018

RETÓRICA Y FILOSOFÍA: EL LENGUAJE POÉTICO COMO EXPRESIÓN ÍNTIMA (Y TERAPÉUTICA) DE LA CONCIENCIA


Para la sección, Pensamiento, del blog Ancile, traemos un nuevo post bajo el título: Retórica y filosofía: El lenguaje poético como expresión íntima (y terapéutica) de la conciencia.



Retórica y filosofía: El lenguaje poético como expresión íntima (y terapéutica) de la conciencia. Francisco Acuyo
De Igor Morski





RETÓRICA Y FILOSOFÍA: EL LENGUAJE POÉTICO 

COMO EXPRESIÓN ÍNTIMA 

(Y TERAPÉUTICA)  DE LA CONCIENCIA




Retórica y filosofía: El lenguaje poético como expresión íntima (y terapéutica) de la conciencia. Francisco Acuyo
De Igor Morski

La poesía es entender que la conciencia se puede ver con el oído y oír con la mirada. A través de procesos cognitivo (¿filosóficos?) se pueden inferir las implicaciones de una posible percepción –de lo no sensible y- de lo sensible a través del pensamiento o entendimiento (poético),  para lo cual se utiliza la metapherein (la metáfora) entre otros instrumentos singulares. La transferencia de lo sensible a lo no sensible es equivalente a la transferencia metafórica de lo propio y lo figurado.
Podemos deducir que la metáfora poética se sitúa lejos del ejercicio retórico impuesto por las taxonomías esclerotizadas y la intención persuasiva intencionada, si es que en verdad el poema está posicionado en pos de desenmascarar el lenguaje funcional y la conjunción de la filosofía que oculta una metafísica del disimulo, huyendo, claro está de la metáfora extenuada por el uso frívolo e interesado del lenguaje retórico.
Retórica y filosofía: El lenguaje poético como expresión íntima (y terapéutica) de la conciencia. Francisco Acuyo
De Jamie Baldridge
En días en los que la filosofía (no digamos la metafísica) está profundamente cuestionada(os), no sería mal asunto reconocer a través del lenguaje poético y el uso poético de la metáfora, que dicho lenguaje, no es solo un gesto filosófico (como advertía Heidegger), si es que busca lo invisible a través de lo visible, también lo es hondamente psicológico, pues se revela como vía de transformación de la misma conciencia. Su potencia trascendente es incuestionable, si en verdad es el paradigma de expresión creativa por excelencia, cuya dinámica lingüística lleva las palabras y las cosas a las cuales se refiere a ser acciones más allá de los significados convencionales del lenguaje. Y si digo que las palabras y las cosas poéticas son acciones es porque son profundamente creativas, y por tanto susceptibles de cambiar el mundo y, desde luego, la propia conciencia.
El vasto dominio (aleixandrino) de la poesía es la expresión del inmenso ámbito de la voluntad de la conciencia creativa que no hace sino formar parte de lo esencial que expresa y comunica la naturaleza a través de los ciclos creativos de la vida. Tendremos que añadir, que la evasión, el olvido, la deserción de esta potencia que es acto y que llamamos poiesis, generará inevitablemente oscuridad, angustia, enfermedad, pues evita la contemplación del gesto constitutivo que mueve el mundo e, inevitablemente las conciencias, producto de la creatividad que anima el impulso poético. No será una vana presunción advertir que el lenguaje poético es una terapia fundamental de las conciencias divididas o artificialmente separadas de su genuino impulso creativo.


Francisco Acuyo


Retórica y filosofía: El lenguaje poético como expresión íntima (y terapéutica) de la conciencia. Francisco Acuyo
De Víctor Leblanc




No hay comentarios:

Publicar un comentario