jueves, 4 de enero de 2018

DE LA TERAPIA POÉTICA EN LA FIGURA RETÓRICA EN POESÍA

Siguiendo las directrices marcadas en anteriores entradas sobre la retórica en poesía, proponemos una nueva entrada para la sección, Pensamiento, del blog Ancile, esta vez bajo el título: De la terapia poética en la figura retórica en poesía.

De la terapia poética en la figura retórica en poesía. Francisco Acuyo


DE LA TERAPIA POÉTICA 

EN LA FIGURA RETÓRICA EN POESÍA


De la terapia poética en la figura retórica en poesía. Francisco Acuyo


El impulso poético creativo y su función y dinámica retórica adquiere un valor no solo persuasivo importante para la percepción del mundo, sobre todo para lo que en verdad en el mundo pueda ser.[1]
Decía en otra ocasión: […] Pues bien, el lenguaje (y la retórica) escrita o imaginada, se articula subjetivamente como impulso creativo, donde la persuasión dará un papel relevante, si no fundamental a nuestra percepción del mundo, y también a lo que el mundo pueda en realidad ser (física de partículas). La verosimilitud y la probabilidad son las que en verdad marcan la realidad personal y transpersonal más allá de la comunicación misma. Podemos inferir de todo esto que la razón es un vehículo más para el entendimiento y la comprensión del mundo, mas no el único. Por vía del estudio de la retórica tanto el consciente como el inconsciente se vierten como posibilidad
De la terapia poética en la figura retórica en poesía. Francisco Acuyo
creativa de primer orden: la imagen ofrecida por las figuras retóricas nos dice que la realidad (Schopenhauer, la teoría cuántica) sin la conciencia el mundo no tendría que ser posible.[2] Ni entendible, y no podríamos dar cuenta, o mejor tener entendimiento de nosotros mismos. Es aquí desde donde debemos ser conscientes que el sentido y la búsqueda y hallazgo de este, son fundamentales para nuestro desarrollo y estabilidad psicológicos. Por lo que desde aquí se pueden proponer terapias para recuperar o conseguir a aquella estabilidad perdida.

Cabe deducir para cerrar esta ya prolija introducción, que la trópica retórica no es un mero ornamento elocutivo, acaso sea el fundamento más profundo de cualquier tipo de lenguaje que alcanza su cenit en el poético. Si Schopenhauer nos enseñaba que la esencia misma de las cosas solo es asequible mediante representaciones, los tropos y figuras deben entenderse como muy próximas al fluir de nuestras emociones, intuiciones y más profundos pensamientos, los cuales permiten representar mediante sus nombres todo aquello que no pueden hacer los procesos lógicos, filosóficos y científicos en pos de atender la realidad.




Francisco Acuyo



[1] Puede recordar esto a una epistemología del conocimiento cuántico del mundo, no sin razón, pero, desde luego no propuesta antes de este razonamiento. Caí en la cuenta de ello muy posteriormente a esta y otras reflexiones sobre el mundo de la retórica en poesía.
[2] Acuyo. F.:  Ob. Cit. nota 4.


De la terapia poética en la figura retórica en poesía. Francisco Acuyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario