jueves, 21 de septiembre de 2017

LA INTRIGA DE LA ANÉCDOTA O LA FALSA POESÍA

Proseguimos con la cuestión de las falsas apariencias en el mundo de la literatura que quiere ser poesía, para la sección De juicios, paradojas y apotegmas, del blog Ancile; esta vez bajo el título: La intriga de la anécdota o la falsa poesía.



La intriga de la anécdota o la falsa poesía.Francisco Acuyo




LA INTRIGA DE LA ANÉCDOTA

 O LA FALSA POESÍA




Siguiendo el hilo argumental de la anterior entrada, veremos que  la vuelta al dogmatismo de la anécdota - reflejo último del proceso: Plantea­miento, nudo y desenlace - surge como pretensión impuesta ante las nuevas necesida­des del lector que, nacen, curiosamente, manumitidas de forma subrepticia, no se sabe si por crear afinidades presupuestadas para encaramar nombres y corrientes ,o como encaramiento al negocio literario inmediato.

El otro rasgo pretendidamente distintivo - y no menos paradójico es que frente a aquellos que hacen cara al lupanal narcisista de la burguesía muy siglo XIX enarbolando esproncedas y esgrimiendo pretendidos argumentos y pretenciosas posi­ciones, plantean una política literaria insostenible que nada en la superficialidad, mi­rando hacia la alienación e infelicidad del individuo y sus asuntos cotidianos; confun­diendo el compromiso global con un mundo de ego y objetos  que acaban por adulterar el ser de la verdadera relación, de lo social auténtico ethos o como impulso solidario. Así se olvida que el verdadero compromiso del poeta radica en el acto creativo, sustancia y esencia de la poesía misma.

Si como seres sensiblemente conscientes llevamos lo que es éticamente natural –lejos del artificio fariseo de lo que es convenientemente (para el que lo instiga) y se quiere para los otros , relacio­namos la dimensión estética con la ética de aquello que cotidianamente utilizamos con las necesidades de esta conciencia sensible a los otros; quizá entonces podamos valorar cualidades que pueden ir desde la belleza a la valoración moral o social, y es que la poesía está llena de significados incomprendidos que exigen siempre evocación e interpreta­ción. Y es que el aporte solidario y de compromisos reales en la poesía, nace como impulso, crecimiento y expansión de la conciencia, la cual no puede estar sujeta a la tiranía de la anécdota interesadamente convenida.
Francisco Acuyo

La intriga de la anécdota o la falsa poesía.Francisco Acuyo





No hay comentarios:

Publicar un comentario