miércoles, 30 de agosto de 2017

WINSTON CHURCHILL Y LA VIDA EXTRATERRESTRE

Para la sección, Ciencia, del blog Ancile, traemos una nueva y sugestiva entrada que lleva por título: Winston Churchill y la vida extraterrestre.



Winston Churchill y la vida extraterrestre. Francisco Acuyo





WINSTON CHURCHILL Y LA VIDA EXTRATERRESTRE




Winston Churchill y la vida extraterrestre. Francisco Acuyo


No me engaño hasta el extremo de pensar que mi sol es la única estrella que cuenta con una familia de planetas[1], bien pudiera parecer una aseveración de alguien muy próximo al mismísimo Frank Drake[2], desde luego muy bien avisado de los argumentos probabilísticos sobre la existencia de otros mundos habitables e incluso con vida inteligente. Lo verdaderamente fascinante es que este fragmento pertenece a un manuscrito mecanografiado por el mismísimo Wiston Churchil. Que el gran estadista inglés se mostrase interesado en un tema científico no debería ser motivo de tanta extrañeza como parece en un político de la talla de Churchil, implicado en sus complejas tareas de estadista, más aún, teniendo en cuenta los momentos verdaderamente críticos de la historia en los que tuvo que tomar muy difíciles decisiones. Pero todavía parece más raro que se interesase por la vida extraterrestre con argumentos, por otra parte, de plena actualidad.
Winston Churchill y la vida extraterrestre. Francisco Acuyo                La cuestión es que cuando tuve acceso al artículo del gran divulgador científico Mario Livio titulado, Un ensayo inédito de Churchil sobre la vida extraterrestre[3], me sentí muy concernido en el asunto y me dispuse en hacer algunas reflexiones al respecto, en tanto que el estímulo científico es algo que no pasa desapercibido para cualquier mente con un grado mínimo de curiosidad sobre las interrogantes que pueden incitar a la imaginación humana en los más diversos dominios.
                Habrá que tener en cuenta que, no en vano, Churchill tenía en momentos muy críticos en sus tareas de gobierno, los servicios de asesoramiento de un científico de prestigio, el físico Frederick Lindermann. La primera conclusión que se puede inferir es que la ciencia es esencial en el desarrollo tecnológico y  este en el ámbito de lo social, pero también  que la ciencia ha de estar al servicio de la humanidad y no al contrario.[4]
                Es sorprendente que los razonamientos sobre los que argumentar una hipótesis factible sobre la posibilidad de vida extraterrestre estén basados en razonamientos plenamente vigentes en la actualidad. El principio copernicano mediante el que se razona que lo realmente difícil es la vida humana como la única forma de vida el universo, es el que en realidad estructura su argumentación general.
                ¿Es causalidad que Churchill, como todo parece indicar, redactara su artículo sobre la vida extraterrestre después de la emisión en la radio, en Estados Unidos, La guerra de los mundos, en su célebre adaptación de la novela de H.G. Wells?
                En cualquier caso, es muy interesante hacer una reflexión sobre las influencias mutuas en este y otros casos entre la ciencia y la literatura, y otras artes y, desde luego su influjo a todas las formas de conocimiento, como puede ser la filosofía que, a mi juicio, en virtud de los últimos avances de la ciencia (la física, sobre todo) abren posibilidades nuevas de argumentación filosófica, e incluso, en la forma de entender el mundo, desde la óptica de un grandísimo y reputado estadista como el mismo Winston Churchill. Es muy importante tener en cuenta este hecho, porque la ciencia se ha convertido en adalid de nuevas fuentes de entendimiento de la realidad del mundo, por lo que creemos muy razonable mantenerse abiertos a su discurso y, sobre todo, a las vías nuevas de comprensión y de construcción de la realidad, y realización de nuestro propio discurso y métodos de construcción de juicios, presupuestos e hipótesis de razonamiento sobre el ámbito de otras disciplinas de creación y entendimiento. Ínclito ejemplo será el del gran Winston Churchill.


Francisco Acuyo
               




[1] Churchil, W.: ¿Solos en el universo?, en una primera redacción (1939), en una revisión posterior como ¿Solos en el espacio?, Museo Nacional Churchil, Fulton, Misuri, en Estados Unidos.
[2] Astrónomo estadounidense, uno de los padres del proyecto SETTI.
[3] Livio, M.: Un ensayo inédito de Churchil sobre la vida extraterrestre, Publicado primero en Nature , vol 542, págs.. 289-291, el 16 de febrero de 2017, y publicado posteriormente en Investigación ciencia, nº 491, págs.. 46-49.
[4] Churchil, W Ob, cit.47.



Winston Churchill y la vida extraterrestre. Francisco Acuyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario