miércoles, 1 de marzo de 2017

LA POESÍA Y LOS SISTEMAS ABIERTOS O CREATIVOS: UN PASO MÁS ALLÁ DE LA LÓGICA FORMAL –MATEMÁTICA-

La poesía y los sistemas abiertos o creativos: un paso más allá de la lógica formal (matemática), es el título de la nueva entrada para la sección, Poesía y matemática, del blog Ancile.


La poesía y los sistemas abiertos o creativos: un paso más allá de la lógica formal (matemática), Francisco Acuyo, Ancile

LA POESÍA Y LOS SISTEMAS ABIERTOS 
O CREATIVOS: UN PASO MÁS ALLÁ 
DE LA LÓGICA FORMAL –MATEMÁTICA-


La poesía y los sistemas abiertos o creativos: un paso más allá de la lógica formal (matemática), Francisco Acuyo, Ancile

COMO ya habíamos expuesto en ocasiones anteriores, la lógica formal matemática es de capital importancia en la descripción y comprensión de modelos y constructos no sólo de la matemática –pura y aplicada-, también de la ciencia a niveles que trascienden las ciencias naturales, pero resultaba incompleta para explicar los fenómenos formales de expresión lingüística literaria y sobre todo poética. La común semántica de aquellos sistemas formales a la búsqueda de la falsabilidad o veracidad de sus proposiciones era insuficiente para la semántica alternativa que ofrecen algunos sistemas abiertos de tan alta complejidad como es el que plantea la construcción poética, donde, en su introspección y análisis, diríase que el todo –poemático- es mayor que la suma de sus partes, lo que nos remitirían a los problemas ya tratados sobre la incompletitud y la indecibilidad[1] de los sistemas lógico formales y que el lenguaje poético afronta con la peculiar idiosincrasia lógico paradójica de sus principios.
                La dinámica poética sugiere una suerte de autogeneración en el funcionamiento de sus sistemas singulares lógicos (paradójicos, decíamos) en donde la adaptación de sus principios de construcción lógico lingüísticos están precipitados en pos de una unidad entre los significados que no se limita a la lógica de los ya estudiados sistemas formales (que dan fundamento a la propia lengua a través de las normas gramaticales y de relación entre las palabras –sintácticas-), por lo que el control legal tanto de dichas normas como la de los mismos significados resulta imposible. La poesía nos ofrece un panorama extraordinariamente singular para la reflexión, indagación e integración de nuestras conciencias en los ámbitos donde no puede hacerlo la sistemática formal matemática pura, aplicada o empírica.
                Acaso la poesía en los tiempos en los que los límites de la ciencia son mucho más reconocibles, se sitúa al nivel de aquella fides quarens intellectum[2] escolástica, donde la fe puede sustituirse por la intuición (entendida en su acepción latina: intuitio, intuitionis) que viene a suponer la comprensión o la percepción global totalizadora que, desde su contemplación, obtenemos en forma de entendimiento con extraordinarias peculiaridades tales como la no necesidad de razonamiento alguno. Ese intueri (in, mirar hacia el interior intensamente, y tueri, contemplación y salvaguarda de intuitio quarens intellectum[3].
La poesía y los sistemas abiertos o creativos: un paso más allá de la lógica formal (matemática), Francisco Acuyo, Ancile
                De hecho para nosotros la proverbial fonction fabulatrice[4] de la poesía, tiene una naturaleza distinta a la estrictamente literaria, y no solo se sitúa como impulso superador de la inoperancia estática –empírica- de los sentidos y la estrechez de la lógica formal matemático científica. La lógica poética no es sólo la lógica de la imaginación y la fantasía, es la fuerza –vital- más poderosa de la que puede hacer gala la creatividad de la conciencia. El símbolo poético se sitúa siempre un paso más allá de cualquier logomaquia, exigente también del reconocimiento de su deuda con el mito, y esto sin negar, como ya lo hicieron grandes puritanos como Platón, Kant o Freud, al arte y sobre todo a lo esencial del arte cual es la poiesis, la función cognitiva, pues en realidad conoce desde lo más íntimo de la conciencia, cual es la de la dinámica de la vida misma que da aliento a cualquier proceso de entendimiento. No hay peligro de confusión entre la realidad de las cosas con su apariencia(Platón), ni tiene que haber una fuga neurótica ante la realidad de la existencia (Freud), porque entender el impulso creativo poético como un escape o una falaz apreciación de la realidad, es no entender ni la naturaleza ni la función de la poesía. Si la poesía es más verdadera que la historia (Aristóteles) lo será sin duda por su contacto íntimo con la dinámica vital misma que anima y organiza el mundo en pos de su mejora.
                En entradas próximas haremos algunas aproximaciones más sobre los formalismos matemático-lingüísticos y su necesaria aplicación a la construcción de los poemas y de la relación de este con las capacidades creativas de la conciencia.



Francisco Acuyo



[1] Acuyo, F.: Las intuiciones físicas -y metafísicas- de la lógica poética: http://franciscoacuyo.blogspot.com.es/2017/02/las-intuiciones-fisicas-y-metafisicas.html ó El signo y el símbolo en matemáticas y poesía: http://franciscoacuyo.blogspot.com.es/2017/02/del-signo-y-el-simbolo-formales-en.html
[2] La fe que busca hacerse inteligible
[3] La intuición que busca hacerse inteligible.
[4] Función asociada a la ficción como algo fuera de la realidad, cuando ella misma es una realidad genuina de la conciencia.


La poesía y los sistemas abiertos o creativos: un paso más allá de la lógica formal (matemática), Francisco Acuyo, Ancile

No hay comentarios:

Publicar un comentario