lunes, 9 de marzo de 2015

CODA A LA FLOR DE ORO

Para la sección Poema semanal, del blog Ancile, ofrecemos la composición última del libro de mismo nombre no incluida en la primera edición de Ancile ,1991 y que se titula Coda a la flor de oro.

Coda a la flor de oro, Francisco Acuyo, Ancile




CODA A LA FLOR DE ORO




Coda a la flor de oro, Francisco Acuyo, Ancile



VAYAMOS a escandir sobre la luz del alma los conceptos; escuchemos meditar de la música el matiz, si en el silencio inquiere su cadencia.
Cada flor cortada de su ramo extravagante conculca la selecta ley de lo jamás contado, de lo nunca visto, si alguna vez nombrado con el vuelo de su música o luz indescifrable.
La inspiración de su alado vuelo vierte sobre el tiempo una divina lengua que en quietud ecuánime, con leve movimiento, casi siempre en sus brazos se profana.
Será su luz eléctrico color que sobre el rayo azul en la tormenta (al sueño de la vida sobre la oscura noche) zigzaguea para ser, entre sombras, la verdad amada por la luz.
Si verdad es belleza, si belleza es verdad, en la palabra será el aliento inmortal que enaltece en las esferas; el cósmico conjuro sobre el alma que, apenas evocado,
fulgurante desborde en su potencia y, al humilde dominio de estas manos, pinte acaso la sombra de su eterna crispatura luminosa que quiere hablar anónima y a solas con su forma predilecta.


Francisco Acuyo, Ancile 1991





Coda a la flor de oro, Francisco Acuyo, Ancile

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada