viernes, 9 de diciembre de 2016

PERSONA, IPSEIDAD E INMORTALIDAD DE LO AMADO

Para la sección, De juicios, paradojas y apotegmas, del blog Ancile ofrecemos la reflexión esbozada prontamente en estas líneas bajo el título, Persona, ipseidad e inmortalidad de lo amado.





Persona, ipseidad e inmortalidad de lo amado, Francisco Acuyo





PERSONA, IPSEIDAD  E INMORTALIDAD DE LO AMADO






Persona, ipseidad e inmortalidad de lo amado, Francisco Acuyo



Tiempo ha que, por pura coincidencia, vine a dar con la descripción filosófica de una vieja intuición mía que, desde mi más tierna y balbuciente fiebre de lector –casi infantil-, me hacía inclinarme hacia las lecturas menos prosaicas, formativas y pragmáticas que, por otra parte, al común de mis amistades y allegados causaban gran asombro, fruición y entretenimiento. Mis lecturas eran la poesía (clásica y moderna), la filosofía occidental (y oriental) en sus más peregrinas manifestaciones metafísicas, con Platón a la cabeza; así también libros raros, más o menos esotéricos y, en contraste, científicos (los de la ciencia moderna relativista y cuántica) que de un modo u otro socavaban los principios del sentido común de las filosofías racionalistas con sus aserciones e hipótesis abiertas a un mundo siempre enigmático pero abierto a toda suerte de divagaciones imaginarias y fantásticas. Era evidente que el Participando de las cosas eternas surgen las cosas temporales[1].
Persona, ipseidad e inmortalidad de lo amado, Francisco Acuyo
mundo de lo denominado real no me gustaba (acaso tampoco ahora goza de mis predilecciones intelectuales, emocionales, y, desde luego, de expresión y creativas). Así las cosas, un buen día, siendo yo muy joven, vino a mis manos y, en consecuencia a mi razón y fantasía, una conclusión notable cuando menos, extraída de unas páginas fascinantes que decía:
                Ya había leído a Bergson con ferviente devoción, y sus conclusiones sobre el individuo como proceso me resultaban tan sugerentes como concordantes con mi manera de ver el mundo a través del proceso creativo poético. Creía imaginar (plásticamente incluso) las almas, el espíritu, proyectado, emitido a través de la materia, siendo la elocuente dinámica  de la vida la que vendría a crear dichas almas, acaso ya preexistentes. Mas, aquellas mónadas fluidas de Whitehead fueron el culmen a mis alucinadas conjeturas de incipiente poeta que, no obstante, nunca me abandonarían.
                La persona, trascendida la máscara[2] de la acepción del clasicismo, y ya bien emparentada con el rostro que nos identifica como ser humano único y cuya alma comprende y propicia la inteligencia (San Agustín) y da lugar al amor, era juntamente con aquella visión orgánica, dinámica y vívida de lo individual que aproximaba un párrafo atrás, la máxima justificación racional e intuida de lo inmortal de la persona amada, no solo como testimonio vivo de aquello que nos trasciende, también como aquel otro yo mismo (en su significación antropológica) que por su tránsito existencial (Tomás de Aquino), es ser humano como yo lo soy y que escoge y ama libremente.
                Qué bien casaba esta visión del amigo, de la amada, de la poesía misma como entidad viva que impulsa (creativamente) al proceso de individualizar cada entidad íntimamente entrelazada a la organicidad de la naturaleza y de la vida y que venía a investirla de personalidad plena. La perspectiva que dan los años ofrece no pocos poemas como aquellas piezas psíquicas, vivas de mi personalidad unidas a las de otros (amigos, familia, seres amados…) que renacen y escuchan en el resonar de los versos  la llamada, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán[3].




Francisco Acuyo



[1] Whitehead, A. N.: Proceso y realidad, Losada, Buenos Aires, 1956,
[2]  Etimológicamente se reconocía como la máscara el actor en sus representaciones teatrales.
[3] Juan, 5, 25.




Persona, ipseidad e inmortalidad de lo amado, Francisco Acuyo

martes, 6 de diciembre de 2016

XI CONGRESO INTERNACIONAL DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL

Con motivo del décimo primer Congreso Internacional de la Asociación Nacional de Investigación en Literatura Infantil y Juvenil, que se celebrará en la Universidad de Granada (España) en el año 2017, en septiembre, traemos a la sección, Noticias, del blog Ancile este post para los interesados. Iremos trayendo todas las novedades que vayan surgiendo, que serán muchas y de gran interés sin duda. Dejamos los datos fundamentales así como el enlace a la página actual para quienes quieran obtener mayor información o contactar con los organizadores.



Congreso Internacional de la Asociación Nacional de Investigación en Literatura Infantil y Juvenil, Ancile



CALL FOR PAPERS: XI CONGRESO 
INTERNACIONAL ANLLJ

27, 28 y 29 de septiembre, Universidad de Granada (España)

XI CONGRESO INTERNACIONAL DE LA ASOCIACIÓN 
NACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL




“Traducción, adaptación y doble destinatario en LIJ: Reflexiones cruzadas desde
la ciudad de la Alhambra”
27, 28 y 29 de septiembre de 2017



Congreso Internacional de la Asociación Nacional de Investigación en Literatura Infantil y Juvenil, Ancile




La Asociación Nacional en Investigación de Literatura Infantil y Juvenil (ANILIJ) celebrará su undécimo congreso en septiembre de 2017 en la ciudad de Granada, por lo que, una vez más, se complace en invitarles a participar en esta nueva edición que estará dedicada a la traducción, la adaptación y al doble destinatario en la LIJ. Todos estos son temas de gran interés en tanto que afectan al tipo de literatura escrita para la infancia y la juventud, así como a su recepción.
Ya tenemos confirmada la asistencia de dos de las profesoras e investigadoras más renombradas en el campo de la traducción a nivel mundial: Riitta Oittinen de la Universidad de Tampere (Finlandia) y Zohar Shavit de la Universidad de Tel Aviv (Israel). Además, estamos preparando otras actividades complementarias, de carácter cultural y lúdico, para completar su experiencia en la ciudad de Granada durante los días del congreso: mesas redondas (autores, traductores y editores), recitales, talleres de cuentos y escritura, visita a la Alhambra, cena de gala, degustaciones, etc. Les iremos informando de todas ellas en nuestro blog a medida que se acerque la fecha del congreso.
Como decíamos, y al igual que en la anterior edición, hemos preparado un blog dedicado íntegramente al evento donde se pueden consultar e ir conociendo todos los detalles del congreso, tales como el procedimiento para la presentación de abstracts y comunicaciones, información sobre los conferenciantes plenarios, la composición de los comités, etc. Durante estos meses, iremos actualizando en esta plataforma diferentes datos como el programa definitivo, los alojamientos recomendados, las actividades programadas, el procedimiento de inscripción y todas aquellas informaciones que puedan ser de su interés para que el XI Congreso Internacional de ANILIJ en Granada se convierta en una experiencia inolvidable.



Congreso Internacional de la Asociación Nacional de Investigación en Literatura Infantil y Juvenil, Ancile



OBJETIVOS GENERALES



Los objetivos científicos del congreso son los siguientes:
1. Reunir a los investigadores nacionales e internacionales de literatura infantil y juvenil y a los miembros de ANILIJ/ELOS para consolidar redes de contacto y hacer balance en lo que respecta a la docencia y a la investigación de este ámbito de la literatura en las universidades españolas y del resto de Europa y el mundo.
2. Reflexionar sobre la incidencia de los estudios de literatura infantil en las políticas educativas y sobre las posibilidades que ofrecen y las limitaciones que imponen al desarrollo docente e investigador.
3. Analizar la proyección que la investigación de la literatura infantil en el ámbito universitario está teniendo en el conjunto de la investigación española.
4. Evaluar la difusión externa que está teniendo la actividad de los diversos grupos de investigación en los diferentes países, así como su impacto y conexión con otros grupos.
5. Compartir reflexiones sobre los nuevos conceptos metodológicos aplicados a la traducción de la LIJ.


LÍNEAS TEMÁTICAS

Entre las líneas temáticas del congreso se incluyen: Traducción y LIJ; Adaptaciones de obras literarias; Ficción y doble destinatario; LIJ y adaptación de ilustraciones; LIJ y género; LIJ y cultura; LIJ y didáctica; etc.


CORDINADORA

Elvira Cámara Aguilera, Universidad de Granada

COMITÉ ORGANIZADOR

Cristina Álvarez de Morales Mercado, Universidad de Granada
Benamí Barros, Universidad de Granada
Moulay Lahsa Baya, Universidad de Granada
Julian Bourne, Universidad de Granada
Joëlle Guatelli Tedeschi, Universidad de Granada
Larosi Haidar, Universidad de Granada
Naima Ilhami, Universidad de Granada
Macarena Pradas Macías, Universidad de Granada
Inmaculada Soriano García, Universidad de Granada
Blanca-Ana Roig Rechou, Universidad de Santiago de Compostela
Veljka Ruzicka Kenfel, Universidad de Vigo
Lourdes Lorenzo García, Universidad de Vigo
Beatriz Rodríguez Rodríguez, Universidad de Vigo
Isabel Mociño González, Universidad de Vigo
Cayetana Álvarez Raposeiras, Universidad de Vigo
Ana Fernández Mosquera, ANILIJ, España

COMITÉ CIENTÍFICO

Elena Di Giovanni, Universidad de Macerata (Italia)
Gloria Bazzochi, Universidad de Bolonia (Italia)
Barbara Pregelj, Universidad de Nova Gorica (Eslovenia)
Laura Guerrero Guadarrama, Universidad Iberoamericana (México)
José António Gomes, Instituto Politécnico do Porto (Portugal)
Dorothy Kelly, Universidad de Granada (España)
Adrián Fuentes Luque, Universidad Pablo de Olavide (España)
Isabel Pascua, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (España)
Celia Vázquez García, Universidad de Vigo (España)
Elsa Huertas Barros, Universidad de Westminster (Reino Unido)
Ana Pereira, Universidad de Vigo (España)
Inmaculada Mendoza, Universidad Pablo de Olavide (España)
Ana Margarida Ramos, Universidad de Aveiro (Portugal)
Mezouar El Idrissi, Escuela Superior Rey Fahd de Traducción (Marruecos)

SECRETARÍA

Julian Bourne
Naima Ilhami
Cayetana Álvarez Raposeiras

COMUNICACIONES

Para presentar una propuesta de comunicación deberá enviarse un resumen/abstract (150-200 palabras) a la atención de Cristina Álvarez por correo electrónico a la siguiente dirección: cristinaalvarez@ugr.es, solicitando confirmación de lectura. Los resúmenes pueden enviarse en español o en inglés y deberán ir acompañados de una breve biografía, en la que figuren los datos personales, la institución de procedencia y las principales líneas de investigación. Las comunicaciones tendrán una duración de 15 minutos de exposición y 5 minutos posteriores de preguntas y debate, al final de la sesión. La lengua del congreso será principalmente el español, si bien los abstracts y las comunicaciones pueden enviarse tanto en español como en inglés.
Tras su presentación en el congreso, las comunicaciones podrán formar parte de un libro que la Asociación se compromete a publicar de la mano de una institución y editorial relevante en una edición bilingüe (español e inglés). Para dicha publicación, los autores deberán seguir las normas de la revista AILIJ, disponibles en nuestra página web.






Congreso Internacional de la Asociación Nacional de Investigación en Literatura Infantil y Juvenil, Ancile

domingo, 4 de diciembre de 2016

JARDÍN DE INVIERNO Y, ABANDONADO

Esta es la segunda entrega del post dedicado a Alfonso Alcalá, con dos poemas, titulados respectivamente, Jardín de Invierno,  y Abandonado, evocando el tiempo y el espacio de Fuente Vaqueros, con Sierra Nevada al fondo; para la sección, Poesía, del blog Ancile.




Jardín de Invierno,  y Abandonado, Francisco Acuyo





JARDÍN DE INVIERNO

-En la mañana-




A la memoria de Alfonso Alcalá,
desde Fuente Vaqueros;
al fondo, Sierra Nevada.





   EL ánima de la brisa
parece sobre la nieve,
en la cumbre, que desliza
pétalos en su relieve.

   Un nardo abisal exhala,
corola de la conciencia,
el vuelo que eleva un ala
de subterránea presencia.

   La niebla por el jardín
exuda sobre la yedra
la sangre de un serafín
que enreda su alma a la piedra.






Jardín de Invierno,  y Abandonado, Francisco Acuyo
De Roberto Tavesi





ABANDONADO


-En la noche-




   LA luz eterna el ángel
de la noche en el astro
un instante contempla.

   Allí, si abandonado
a ti me entrego presta-
mente a gustar tu bálsamo
divino que, en la estrella,
si fieramente humano,
ángel de amor te ofreces;
sí, allí donde el espacio
gélido alientas con
tu mano entre mi mano.





Francisco Acuyo






Jardín de Invierno,  y Abandonado, Francisco Acuyo

IDENTIDAD Y ALTERIDAD DE LA ESPERANZA

Para la secciones, Pensamiento, y, Poesía, del blog Ancile, respectivamente, he querido incluir dos post dedicados a la memoria de Alfonso Alcalá, amigo y director que fue del Patronato Federico García Lorca, quien tan inesperadamente nos dejó en el mes de noviembre de este año 2016. El primero es una suerte de humilde reflexión ante lo que estos tristísimos acontecimientos me procuran, y que lleva por título, Identidad y alteridad de la esperanza; el segundo, un poema que evoca tiempo y espacio compartidos que se titula, Jardín de invierno.
También dedicado a Alfonso Alcalá: Jardín de invierno y Abandonado.


Identidad y alteridad de la esperanza, Francisco Acuyo
De Óscar Domínguez



IDENTIDAD Y ALTERIDAD DE LA ESPERANZA

A la memoria de Alfonso Alcalá

Identidad y alteridad de la esperanza, Francisco Acuyo

Que momentos hay en los que se vienen a creer verdaderos todos los imposibles y quiméricos atributos de nuestra disposición vital en los mejores momentos, en una visión del mundo y de nuestra existencia gratos, felices, esperanzados, es sin duda un hecho acaso constatable casi por todos. Pero también que, todo ello juntamente se va por tierra de manera violenta ante la brutal colisión con la realidad transitoria (y si cabe inexplicable) de nuestras vidas. Así sucede ante la pérdida del amigo –del ser querido- que abandona –nos abandona- inesperada y asombrosamente y nos impide su contacto material, emocional -y espiritual, si vemos lo más profundo de los lazos que conectan nuestras vidas psíquicas con el ausente- ante nuestra estupefacta y todavía no muy consciente realidad de su ausencia. Aquel otro yo mismo ya no está y nuestra identidad se hace confusa ante la privación de aquella alteridad que nos motivaba a ver algo más de bondad, de inteligencia, de entrega, si así nos regalaba tantas veces la vida el ausente muy querido.
Desde que John Duns Scotus,[1] en Le príncipe d’individuation hasta nuestros días, es innegable la seria controversia entre la realidad incuestionable de las aspiraciones y personalidad del individuo frente al homo aequalis, la mente planetaria –de internet- o al ciudadano igualado de las sociedades democráticas (también, no lo olvidemos, al igualitarismo  impuesto por la tiranía jacobina, marxista o nacional socialista verificable a lo largo de nuestra historia), y esto expone una situación verdaderamente compleja a la hora de establecer los valores de conciencia preeminentes entre nuestra sociedad y nuestras personalidades.
Identidad y alteridad de la esperanza, Francisco Acuyo                  Hubo un tiempo en  que el alma que habitaba en el cuerpo de todo individuo marcaba diferencias notables entre unos y otros mortales, y todo en virtud de su acción terrenal y del balance a cuenta de inventario de su alma inmortal; filósofos eminentes[2] debatían la cuestión de la individuación como una realidad incontestable. El hombre era persona individual, única, irrepetible en virtud siempre de su alma imperecedera, teniendo esta personalidad su valor indiscutible en la disparitate (desigualdad) de su espíritu, aun unida a unos huesos y a una carne (Aquino y sobre todo Scoto),  y reconociendo que sólo existe una subordinación del individuo a la universitas de una humanidad esperanzada, así como de todos los seres en armonía con el mundo.
                  Pero un día, cuando Dios hubo muerto[3], y con él el alma inmortal ya puesta en certera y muy insegura comparescencia, quedó resolutamente clara la angustiosa soledad del hombre ante la sórdida, inevitable y muy sólida presencia de la muerte. Somos un simple (y, no obstante, todavía inexplicable) producto de la evolución; la razón petrificadora, de la que hablaba Novalis se ha impuesto a hierro y fuego en la conciencia  (nihilista, inevitablemente) de la estirpe de los hombres -modernos-. Somos, si acaso, artefactos más o menos complejos, curiosos de toda suerte de estudio no menos mecanicista que nos relega a objeto, sí, a cosa digna de entendimiento y sobre todo de análisis. Así pues, el individuo no es más que un conjunto (combinación efímera)[4] de genes, a lo más un sistema químico autónomo capaz de autopropagarse[5], o un  integrón[6], más complejo que una célula pero menos que la sociedad.[7]
                  La extrema cosificación de la persona me hace meditar profundamente ante la ausencia del que se fue y, no obstante, deja una profunda e indeleble huella. Esta marca imborrable del personaje amado es, sin embargo, el signo, el estigma, el vestigio incuestionable del ser. El individuum, si en verdad no puede ser dividido, es lo que marca sobre cada cual lo mejor de los otros. Si, según Leibniz, todo lo que no es auténticamente un ser, tampoco es auténticamente un ser[8], parece claro que aquella marca del ser que fue y en nosotros y los que vendrán queda siendo ser, es el signo del ser imperecedero. Esta unidad, más allá y más acá del material constructo, en sus iniciales y más primigenias consistencias o semina rerum – quarks, leptones, gluones, fotones…-  de nuestro mundo, da cuenta del origen de nuestro universo, que es decir de nosotros mismos. El entendimiento de esto es caer en la cuenta de que hay una relación insoslayable con aquello que los teólogos denominaban la jerarquía de las perfecciones y que se manifiestan en la dinamicidad del universo y en la transición de lo inanimado a lo animado vivo, orgánico e imprevisible en tantas ocasiones, y, sin duda, en la potencia consciente y creativa de sus criaturas.
                  Pudiera parecer que en la  humilde profesión de mi modesto ejercicio, tan poca cosa: poeta y lector -de poesía- no debiera entrar en disquisiciones que sin duda superan mis limitadas capacidades, y que solo alcance a balbucir sin demasiado orden argumentos inconexos sobre la razón de ser o el sentido (no sé si oculto) de nuestras vidas. En cualquier caso no puedo bajo ningún concepto relegar el ímpetu de mi vida, de mi corazón siempre abierto al gozo de la amistad y del amor verdadero, ese impulso vocacional a navegar sobre el instinto singular -en mis poemas y mis divagaciones más o menos afortunados- que supone, al fin, creación, si es que  alguna vez me fue vez me fue dada, pero que reconozco en el arte, la literatura, la poesía, la ciencia misma y, sobre todo, en el calor del amigo, de la amada, del ser querido que empuja siempre hacia el vivir sin perder nunca la esperanza.
                  Más allá del yo soy (que en realidad es casi siempre muy poca cosa), mi individuación siempre ha estado bien sujeta a la alteridad de la bondad, de la inteligencia, de
Identidad y alteridad de la esperanza, Francisco Acuyo
la creatividad, del amor del otro que, además, se manifiesta también tan diversamente en el tránsito existencial de cualquier ser humano, digo, insisto, en la belleza de las artes, de la naturaleza, de la ciencia, de lo más subido del sentir ético del ser consciente. Es la individualidad en verdad un organismo tal que, ubique interioribus organica est[9], aunque su consistencia más auténtica y garante de su autosuficiencia habrá de forjarse en la asunción de la alteridad de lo mejor y más sublime de los otros que acabará por perpetuarse en ese movimiento de admisión, de exaltación y de elevación del ser que se admira y se ama para que todos lo compartan, y es que acaso estaremos participando nada menos que en el orden que estructura toda creación y se ofrece conservadora de lo indestructible, y qué es esto, si no el alma misma (investida o no de la visión creyente o escéptica de lo religioso o de la ciencia), pues aquel organismo individual es medio y fin de un alma que se revela en la esperanza como manifestación de vida que nos alienta  perpetuamente con el eco: Pues lo que es, será eternamente[10].


Francisco Acuyo
                 

-->




[1] Juan Duns Scoto –Doctor sutil-  (1266-1308), teólogo escolástico y fraile franciscano, en contradicción con el  intelectualismo agustiniano, es célebre por su voluntas ordinata para conocer a Dios.
[2] Platón, Plotino, Avicena,…primero, después Tomás de Aquino, Scoto, Leibnizt e incluso Schopenhauer.
[3] Reconocida por Hegel en su Fenomenología del espíritu, o por Dostoievski en Los hermanos Kamarazov, pero célebre por La gaya de ciencia de Niezstche.
[4] Así lo establece E. O. Wilson en su Sobre la naturaleza humana, y apostillado con El gen egoísta de Richard Dawkins.
[5] En Alberts, Bray y Lewis: Biología de la célula, Omega, Barcelona, 1996.
[6] Jacob, F.: La lógica de lo viviente: una historia de la herencia, Tusquet, Barcelona, 1999.
[7] Recogido por Laura Bossi en su Historia Natural del alma, La isla de la Medusa, Madrid, 2008, p.311.
[8] Leibniz en, De Disputatio metaphysica de principio individui.
[9] El interior está organizado en todas sus partes (así lo entendía Leibniz en su Monadología)
[10] Hermes Trimegisto, Enseñanzas secretas, Mundo clásico, Barcelona, 1996.




Identidad y alteridad de la esperanza, Francisco Acuyo